Un paseo por la vida

Comenzando un nuevo camino

Archivo para la etiqueta “astenia”

Mi presencia, mi ausencia.

Han pasado los días, las semanas y los meses, y las noticias de mi persona se han hecho de rogar, bueno, es una forma de expresarlo, otra cualquiera podría haber sido: “He estado tan ocupado haciendo como que hago que al final no he hecho nada”.

Es posible que algunos hubieran esperado una entrada hablando sobre la astenia otoñal, y efectivamente me llevé haciendo la entrada una tarde, pero cuando la tenía casi concluida me di cuenta de que realmente era lo mismo que la astenia primaveral, solo que más depresiva aun, porque encima vienen acompañada de finalización de vacaciones, mal tiempo y días muy, muy cortos. Luego decidí seguir narrando el diario del navegante… ese fantástico viaje a Costa Rica en el que vi e hice cosas que nunca hubiera pensado, pero una vez vistas las inmensas tortugas del pacifico, ya casi di por concluido el viaje, no tenía ni idea que el sobrevolar a las águilas o compartir hotel con actores de Hollywood podría sucederme a mí, no obstante, también lo dejé pendiente, ya que con una o dos entradas no iba a poder concluir el viaje, y necesitaba tener más tiempo para proseguir la narración de mis “hazañas”. Por último pensé (ya ni me molesté en empezar a escribir) en colgar una entrada sobre Halloween, pero me llevé más tiempo del que hubiera querido buscando un buen disfraz que al final fue un fracaso y tuve que recurrir como el 80% de los españolitos a la tienda del chino de la esquina (el otro 20% fue a la tienda del moro de al lado).

La cuestión, es que por un motivo o por otro, no he “podido” plasmar mis pensamientos en el blog, y por eso pido disculpa a mis tres seguidores (jajaja, tengo tres seguidores, que blog más triste… pero claro, escribiendo una vez cada dos meses es lógico), y ya de camino, aprovecho para saludarlos y darle la bienvenida a este blog un poco raro, o bueno, a lo mejor el rarito soy yo, supongo que como los perros a sus amos, los blogs se parecen a sus creadores, sobre todo porque en ellos se plasma lo que estos piensan / sueñan / anhelan / temen…

Y rompiendo mi declaración de buena intención con la que empecé a crear las entradas “más largas” dejo esta aquí, en standby… solo esperando a que se me ocurra un buen tema y poder lanzarlo para que el mundo entero y mis tres seguidores, puedan disfrutar de él.

Hasta entonces.

Sed buenos y si decidís no serlo, al menos no me echéis la culpa a mí.

Anuncios

Astenia Primaveral

Ha llegado la primavera y te sientes cansado, tu cuerpo se resiste a cualquier esfuerzo físico, y no digamos mental. ¿Estudiar? Ni de coña. ¿Pintar la casa? Mejor el mes que viene. Ha llegado la primavera y con ella un trastorno cada vez más común.

Estadísticas dicen que 1 de cada 10 personas la sufren, por lo que si no es usted, al menos dos o tres de sus familiares o amigos sufrirán este malestar. ¿Y como saber si la tenemos? Pues podríamos mirar el listado de síntomas que conlleva este trastorno para averiguarlo, pero sabiendo de antemano, que no por tener alguno de estos síntomas obligatoriamente padeceremos astenia primaveral, no hay que dejarnos engañar, si padecemos algunos de los siguientes síntomas, podemos padecer algo mucho peor, incluso mortal, por lo que esté bien atento a la siguiente lista:

Tristeza inexplicable.

Irritabilidad.

Falta de apetito.

Cierta pérdida de memoria.

Debilidad muscular para hacer cualquier esfuerzo.

Tensión arterial baja.

Cansancio.

Ausencia de interés sexual.

Tono vital bajo.

Dolor de cabeza y malestar general.

¿Le suena alguno de estos síntomas? Pues rece para que solo sea astenia primaveral.

La astenia es un trastorno de riesgo leve, que aunque molesto, pasa sin tratamiento alguno al acercarse el verano. No obstante, tomar ciertas precauciones nunca está de más. Dormir todo el tiempo que sea necesario, practicar ejercicio, también de relajación, alimentarse con alimentos energéticos como los frutos secos, pastas, cacao incluso tirar de la jalea real, ginseng o guaraná.

Pero, ¿por qué se da este trastorno? ¿Qué es lo que hace que cuando llegue el buen tiempo el cuerpo se nos venga abajo? Respecto a esto, se barajan varías teorías.

La más famosa es la teoría de Guanesa Quimidess que dice que todo cuerpo que experimente una mejoría ambiental tiende a compensar el equilibrio del individuo con la naturaleza experimentando un empeoramiento anímico inversamente proporcional a dicho cambio ambiental. O lo que es lo mismo, al buen tiempo… cara de asco.

Otra teoría es la planteada por el filósofo Jean Pierre Nietzlion, que plantea que todo individuo está en un constante estado de estrés debido al entorno adquirido desde la entrada en la sociedad moderna, creando así, una tensión en el individuo que alerta de todo peligro existente e imaginario que va colapsando al propio individuo hasta tal punto que en el momento que este baja la guardia (debido, por ejemplo, a una mejoría ambiental) todo el cuerpo cae en un repentino agotamiento en pos de contrarestar el inminente colapso que podría llevarlo a la propia destrucción.

Hay, también, un pequeño grupo que mantiene que todo el mundo es alérgico a algo (ácaros, polen, ciertos insectos), pero si no se llega a descubrir cual es el agente que provoca dicha alergia, hay que optar por buscar algo más genérico como el trabajo, los familiares y amigos de tu pareja o incluso la propia primavera.

Sea como fuere, cada vez es más frecuente encontrarse gente con miedo a que llegue la tan alegre, y a la vez, temida primavera, incluso a que llegue cualquier tipo de descanso o periodo vacacional, puesto que si no nos ataca el virus de marras (recordemos entradas anteriores), nos lastimamos la espalda o se nos pone un familiar enfermo, seguro que se cancela el viaje para el que llevas ahorrando seis meses, o peor aun, que no lo cancelen, y en cuanto pises suelo extranjero cojas el virus, te entre una lumbalgia  y veas en la pantalla del móvil tres llamadas perdidas de tu suegra, tu cuñada y el hospital.

Por eso, cuando llegue la primavera y te sientas decaído, sal al mundo con tu mejor sonrisa y plántale cara a los ácaros, las gramíneas y, si hace falta, a la propia primavera. Por que para poner cara de asco, ya están los testadores de productos dietéticos.

Navegador de artículos